¿Cómo proteger nuestro sistema inmune ahora que ya no llevamos mascarillas?

La mascarilla es un agente físico que nos protege de la entrada de agentes patógenos, por lo que, su retirada puede comprometer nuestro sistema inmunitario.

Un sistema inmunitario en plena forma es tu mejor defensa para evitar cualquier infección o combatir una patología. Por este motivo, queremos recomendaros algunos consejos para protegerlo ahora que ya no llevamos mascarillas:

Alimentación

La alimentación es esencial para el funcionamiento de nuestro sistema inmunitario. Por este motivo, es fundamental tener una alimentación equilibrada que aporte los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Además de llevar una alimentación equilibrada puede ser conveniente combinarla con complementos alimenticios que ayuden a fortalecer nuestro sistema inmunológico y las defensas.

 Higiene

Otro aspecto importante a la hora de proteger nuestro sistema inmune es mantener una buena higiene, en especial con nuestras manos, ya que, son esenciales para desarrollar nuestro día a día e inconscientemente nos las llevamos a la cara, boca y también tocamos con ellas los alimentos que ingerimos.

Para ello es suficiente con lavar tus manos después de realizar tareas que impliquen su uso o al llegar a casa después de un día fuera.

Evitar malos hábitos

Seguro que conoces a alguien que se muerde las uñas, se arranca las cutículas de los dedos con la boca o tiende a tocarse la cara de manera excesiva. Son pequeños gestos que la gente por norma general no tiene en cuenta, pero que nuestro cuerpo sufre al contagiarse de agentes externos.

También es recomendable lavar la fruta y verdura que compramos, esta ha podido ser manipulada por una persona con un nivel de higiene bajo o puede contener bacterias que afectarían de forma negativa a nuestro organismo.

Evitar aglomeraciones de gente

Ya lo hemos escuchado en muchas ocasiones desde el comienzo de la pandemia. Si queremos evitar contagiarnos de cualquier enfermedad de transmisión respiratoria debemos huir de las aglomeraciones, en especial de las aglomeraciones en espacios cerrados o poco ventilados.

Ventilar y renovar el ambiente en interiores

Los entornos cerrados y poco ventilados son propicios para la concentración de virus y bacterias, por lo que, es muy recomendable mantener en estos espacios una ventilación regular. Además agradecerás que el ambiente sea nuevo y fresco, respirarás mejor y más limpio.

En ocasiones, utilizar un complemento alimenticio

En casos específicos y justificados, puede ser necesario complementar la dieta con complementos alimenticios para reforzar las defensas y el sistema inmunitario.

Plesinox 3A es un complemento alimenticio TRIPLE AYUDA formado por Extracto de Polypodium leucotomos (EPL), vitamina A, vitamina C y selenio. La vitamina A, C y selenio ayudan a tus defensas y al normal funcionamiento de tu sistema inmunitario. La vitamina C y el selenio contribuyen a la protección de las células frente al daño oxidativo. La vitamina A, contribuye al normal mantenimiento de piel y mucosas.

Y tú, ¿cómo ayudas a tus defensas?

Conoce como Plesinox 3A puede ayudarte en nuestra web: www.plesinox3a.co