[/db_pb_menu]


Consejos para un desayuno sano y equilibrado

El desayuno es la primera comida del día que hacemos después de estar casi 10 horas sin comer, y a pesar de las recomendaciones de los nutricionistas, son muchas las personas que no desayunan o no lo hacen correctamente. Un desayuno sano y equilibrado puede ayudar a fortalecer tu sistema inmunitario y mantener tus defensas altas. Aquí tienes algunos consejos para lograrlo:

  • Incluye alimentos ricos en vitamina C: La vitamina C es esencial para fortalecer las defensas. Incluye naranjas, pomelos, kiwis y fresas en tu desayuno. 
  • Asegúrate de obtener suficiente vitamina D: La vitamina D tiene un papel crucial en el sistema inmunitario. No te olvides de incluir aguacate o huevos. 
  • Añade alimentos ricos en selenio: El selenio desempeña un papel crucial en la salud y ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Entre los alimentos con alto contenido de selenio destacan las nueces de Brasil, los huevos, los productos lácteos, el pan, los cereales y el ajo.
  • No te olvides de las grasas saludables: Las grasas saludables como las del aguacate y aceite de oliva, son beneficiosas para tu sistema inmunitario. 
  • Aumenta el consumo de fibra: Una dieta rica en fibra ayuda a mantener un sistema inmunitario sano. Opta por cereales integrales, como avena o pan integral. Además de añadir frutas y verduras frescas. 

Recuerda que la clave para un desayuno sano y equilibrado es combinar diferentes grupos de alimentos y priorizar opciones naturales y nutritivas. Adaptar el desayuno a tus necesidades y preferencias personales también es importante. 

Además, complementa tus hábitos alimenticios con ejercicio de forma regular, una buena hidratación y un descanso adecuado, para contar con un sistema inmunitario en perfectas condiciones.